5 Hechos que justifican la Veneración Católica a María [y No debemos Olvidarnos]

0
216

Algunos católicos tienen dificultades para comprender la devoción a la Virgen María.

Generalmente estas personas también tienen dificultades para comprender la devoción a los santos.

 

Esta dificultad se puede rastrear por la persistente prédica de algunos protestantes.
.
Quienes acusan a los católicos de “idólatras”.
.
Y que lo tienen instalado como un condicionamiento reflejo, de modo que cuando hablan con un católico les viene inmediatamente a la cabeza el término “idólatra”.

Y respecto puedo citar una anécdota curiosa.

Tengo una buena amiga que es evangélica, muy vinculada a esta corriente cristiana, al punto que estudió para ser pastora.

Pero antes fue católica y algo aún le queda, porque durante algunos períodos hemos rezado juntos el rosario para pedir la intercesión de María ante algunos problemas que tenía.

Sin embargo, cuando hablamos de religión y está medio distraída que está hablando conmigo, usa el término idólatra como sinónimo de católico, en lugar de decir “los católicos” dice “los idólatras”.

Inmediatamente pide que la disculpe, porque es el lenguaje habitual en la Congregación a la que asiste.

Esto simplemente fue un cuento para señalar la pregnancia que tienen sobre el término, no para considerar la posibilidad de convencer a un evangélico al respecto, lo que considero una acción estéril.

El tema central son los católicos que no entienden el papel de María o no les importa demasiado. ¡Qué error!

No se trata de defender el honor de María, sino más bien de presentar hechos sobre María, que les lleve a fortificar esta devoción católica fundamental y distintiva del cristianismo católico.

Si todavía dudas sobre la conveniencia o no de venerar a María, o si crees que hay una exageración al respecto de parte de los católicos, te sugiero que leas esto.

virgen maria arrodillada

 

5 HECHOS QUE JUSTIFICAN LA VENERACIÓN CATÓLICA A LA VIRGEN MARÍA

 

1 – DIOS ENVIÓ AL SALVADOR A TRAVÉS DE MARÍA 

Enumero este primero porque es muy difícil minimizar la importancia de María, al tiempo que reconoce que el Mesías, de larga espera, vino a la tierra nacido de una mujer y esa mujer fue María.

las bodas de cana

De todas las maneras en que Jesús pudo haber venido a la tierra, ¿por qué se eligió a María?

Si María fue importante para Dios, ¿no debería significar algo para nosotros?

 

2 – JESÚS REALIZÓ SU PRIMER MILAGRO A PETICIÓN DE MARÍA

Esta es otra buena, aunque tal vez puedas pensar que Jesús no necesitaba a María para convertir el agua en vino en Caná. Sin embargo pasó así.

Y piensa además ¿por qué entonces San Juan nombra a María primero en su lista de invitados a la boda?

coronacion-de-virgen-maria

Al tercer día se hicieron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí; Jesús también fue invitado a la boda con sus discípulos. (Juan 2: 1-2)

Si María no es importante en esta saga, ¿por qué es que aparece delante de los apóstoles y antes de Jesús nombrada en el evangelio? 

San Juan Evangelista no es conocido por la inserción de detalles extraños en su texto.

María aparece en primer lugar porque Juan quiere llamar la atención del lector de su presencia importante en la boda.

Pero ¿qué pasa con “el reproche”? Ya sabes, el argumento de que Jesús medio desestima a María diciendo:

Mujer, ¿qué tiene que ver conmigo? Mi hora aún no ha llegado (Juan 2: 4)

Jesús era un Judío devoto y un seguidor obediente de los Diez Mandamientos.

¿Por qué Él deshonraría públicamente a su madre violando el Cuarto Mandamiento?

En segundo lugar, si se trataba de un “rezongo” de Jesús a María, ¿por qué siguió adelante y realizó el milagro de convertir el agua en vino?

Podría haber sido el final de la solicitud si Él hubiera desestimado a su madre

Pero cuando su madre intercedió en nombre de la pareja, Nuestro Señor decidió que su momento había llegado.

¿No crees que Jesús esté tratando de decirnos algo?
.
¿No es probable que Jesús esperara hasta la petición de María, para mostrarnos el poder de intercesión de su madre?
.
¿Eso no explicaría por qué San Juan la pone primero entre los invitados a la fiesta?

Benson la virgen maria y el niño fondo

 

3 – JESÚS CONFIÓ A MARÍA A JUAN, EN LA CRUZ

Cuando Él sufría y moría en la cruz, hizo una declaración muy profunda:

Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, dijo a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo!” Luego dijo al discípulo: “Ahí tienes a tu madre!” Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su propia casa. (Juan 19: 26-27)

¿Por qué, mientras luchaba para hablar cuando estaba colgado en la cruz, Jesús habría dicho estas palabras si no significaran nada?

¿Pudiera haber sido hacer una pequeña charla sin importancia?

Obviamente, hubo una razón para que Nuestro Señor hiciera lo que hizo.
.
La Iglesia siempre ha creído que Juan representa a cada miembro de la Iglesia y que, a partir de ese momento, María se convirtió en nuestra madre espiritual.
.
La Escritura nos dice que, en ese día Juan aceptó el regalo de Jesús y “la llevó a su propia casa” (Juan 19:27).
.
¿No deberíamos hacer lo mismo?

 

4 – LAS PRIMERAS GRACIAS DE JESÚS FUERON DADAS A TRAVÉS DE MARÍA

Este es un hecho que con frecuencia se pasa por alto por aquellos que desean minimizar la importancia de María, y el dato viene directamente de la Biblia.

jesus maria en juan en la cruz

Después de aceptar la oferta de Dios para ser la Madre del Salvador, María viajó “con prontitud” a visitar a su pariente, Isabel.

Y en cuanto oyó Isabel el saludo de María, el niño saltó en su vientre; e Isabel quedó llena del Espíritu Santo. (Lucas 1:41)

De acuerdo con este pasaje de la Biblia, incluso antes del nacimiento de Jesús, Dios utilizó la voz de María para entregar las gracias a Isabel. ¿Por qué?

¿Por qué ella no es importante? ¿No hubiera habido alguna otra manera, en que estas gracias podrían haber sido dispensadas?

¿No estás convencido? Escucha lo que Isabel tuvo que decir (también directamente de la Biblia)

“Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno” (Lucas 1:44)

Es bastante difícil negar la importancia de la presencia y la voz de María en la dispensación de esta gracia a Isabel.

¿Las gracias son originarias de María?
.
No, es obvio que vinieron de Jesús.
.
Sin embargo, él eligió que María hiciera el viaje y Él uso su la voz para entregarlas.
.
¿Por qué? Porque Él quiere que nos demos cuenta de que Ella es importante.

Stefan Lochner virgen maria con rosas

 

5 – JESUCRISTO ES EL ÚNICO MEDIADOR ENTRE DIOS Y EL HOMBRE

Pero esto no tiene sentido. ¿Cómo ayuda esto a apoyar la posición católica? ¿Es por esto que los católicos comprenden mal a María?

Sin embargo los católicos creen que Jesucristo es el único mediador entre Dios y el hombre.

El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) establece claramente esta creencia:

La intercesión es una oración de petición que nos conforma muy de cerca con la oración de Jesús.

Él es el único intercesor ante el Padre en favor de todos los hombres, de los pecadores en particular. (CIC 2634)

Esta enseñanza católica se apoya en el siguiente pasaje de la Biblia:

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, quien se dio a sí mismo en rescate por todos (1 Timoteo 2: 5-6)

Aunque Jesucristo sea el único mediador entre Dios y el hombre, esto no se opone a que otros (incluyendo a María) participen en una mediación subordinada, o intercesión.

San Pablo, que hizo la declaración anterior, obviamente es consciente de ese hecho ya que él varias veces insta a sus lectores a orar unos por otros (Romanos 1:9, 1 Tesalonicenses 5:25, 1 Timoteo 2:1).

El Catecismo se refiere a este tipo de intercesión como una “participación en la intercesión de Cristo” (CIC 2635) y se pone en práctica cada vez que oramos unos por otros.
.
Pidiendo a María que interceda por nosotros de ninguna manera quitamos el papel de Jesús como único mediador entre Dios y los hombres.

 

LOS PRIMEROS REFORMADORES PROTESTANTES TENÍAN MEJOR OPINIÓN SOBRE LA VIRGEN MARÍA

No deberíamos ser ingenuos como para pensar que la inclusión de estos 5 hechos nos haga inmunes de otras acusaciones de “culto a María”, por parte de los evangélicos, y en todo caso es lo que menos importa, porque nuestro interés es para los católicos dubitativos

lutero_virgen

Pero estos hechos tienen un efecto de mirar a María con la mente abierta.

La Sagrada Escritura no contiene una gran cantidad de palabras sobre María, pero lo que hay es de gran alcance.

Los teólogos han pasado 2000 años estudiando sus apariciones bíblicas y continuarán haciéndolo. Podemos aprender mucho al estudiar el papel de María.

Tal es así que los propios fundadores del protestantismo no tuvieron una posición negativa hacia ella.

Martín Lutero, en Auslegung des Magnificat, 1522: LW 7,572 dijo
Las grandes cosas que Dios ha realizado en María se reducen a ser la Madre de Dios.

Con esto le han sido concedidos muchísimos otros bienes, que nadie podrá nunca comprender. 

De ahí se deriva todo su honor, toda su bienaventuranza y que ella sea en medio de toda la raza humana una persona del todo singular e incomparable.

Ella ha tenido con el Padre celeste un niño, y un niño tal…

Se comprende todo su honor, cuando se la llama Madre de Dios.

Nadie puede decir otra cosa mayor de ella, aunque uno tuviera tantas lenguas como follaje tiene la hierba, como estrellas el cielo o arena las playas.

Hay que meditar en el corazón lo que significa ser Madre de Dios”.

Leer más sobre la posición de los fundadores protestantes sobre María aquí.

Esto muestra que los fundadores del protestantismo comprendían mejor a María de lo que los actuales evangélicos lo hacen.
.
Quienes muchas veces deforman lo que dicen los católicos para justificar el epíteto de “idólatra”.

Los católicos deben comprender que en esto hay un interés político de marcar y si se quiere estigmatizar a los competidores, a fin de fidelizar a sus fieles.

virgen maria con el niño

 

LA POSICIÓN CATÓLICA CLARAMENTE

La Virgen es honrada por la Iglesia con un culto especial, con el título de ‘Madre de Dios’, bajo cuya protección se acogen los fieles que se sienten en peligro y necesidad.

Este culto es diferente del culto de adoración que se da a Jesucristo, Dios Padre y el Espíritu Santo. (CIC # 971)

“La devoción de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano (Marialis Cultus # 56).

Nosotros honramos a la Virgen María sencillamente porque es la madre de Jesucristo.

Imitamos a aquella anónima mujer que exclamó: “Dichosa la mujer que te dio a luz y te crió” (Lc 11,27).

La base del culto católico a María está implícito en la Biblia, en la historia y en el sentido común de los fieles.

El error protestante es creer que María fue elegida temporalmente para dar a luz a Jesús, y después ella siguió adelante como cualquier mujer con sus planes y al final murió como todos los demás sin nada extraordinario.

Pero la verdad es que María fue elegida desde el principio de la historia para Madre del Salvador.

Y para eso la creó Dios con las cualidades necesarias para tan alta misión.

De modo que:

María fue elegida por Dios-Padre para que sea la Madre de Dios-Hijo, y esta divina voluntad se ha realizado por obra de Dios-Espíritu Santo.

Para que ella llegara a ser la Madre del Hijo Dios, Dios Padre obró en su nacimiento las maravillas y privilegios necesarios para hacerla Inmaculada y Llena de Gracia.

Por eso, cuando su prima Isabel escuchó su saludo, el Espíritu Santo la movió a declarar: “bendita tu entre todas las mujeres (Lucas 1,42).

Y Virgen María, a pesar de su gran humildad, declaró: el Todopoderoso ha hecho en mi grandes cosas (Lucas 1,49).

Lo que los protestantes no ven, es el alcance de lo que la misma Virgen María profetizo para los cristianos: “desde ahora todas las generaciones me llamaran bienaventurada” (Lc 1,48).

Las palabras de María indican claramente que íbamos a honrarla y alabar sus virtudes.

Y es por tal razón que su veneración empezó en los primeros siglos de la Iglesia.

En el Credo Apostólico (del siglo I) aparece la frase: “nació de Santa María Virgen”.

En la catacumba de Priscila (fines del Siglo I) se encuentra la imagen de María y Jesús en sus brazos.

En himnos y oraciones del siglo III cantan a María como “Madre de Dios” y “siempre Virgen”, suplicando su protección.

San Ignacio de Antioquia (+ 107), San Justino (+ 163), San Ireneo (+ 202), Tertuliano y Orígenes (+ 250), empezaron a desarrollar desde antiguo la reflexión teológica sobre la figura de María en el Plan Divino de Salvación.

Estos datos muestran la consideración especialísima que los cristianos de los primeros siglos desarrollaron a la Madre de Jesús.

Fuentes:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here