PROCESOS SUGERIDOS A SEGUIR PARA LA CONFORMACIÓN DE UNA COMUNIDAD DE AMOR.

En nuestra experiencia, Dios por lo general dispone el llamado a liderar el proyecto a una familia en particular, es esta la que convoca, motiva y orienta desde su experiencia a las demás familias, a conocer cuál es el llamado de Dios frente a la conformación de estas comunidades de amor; dicha familia experimenta un gran peso e impotencia al no ubicar con facilidad cual es la voluntad de Dios y en muchos casos no contar con respuestas satisfactorias a los cuestionamientos de sus hermanos frente a la racionalización que impone el dar saltos de fe en los proyectos de Dios, fuera de la gran responsabilidad que sus decisiones pueden generar en los diferentes aspectos que involucran un proyecto de este tipo en:

 

  • La fe

 

  • La familia

 

  • La salud

 

  • La Legalidad

 

  • Lo Económico

 

Pero es necesario que suceda de esta manera ya que es la gracia de Dios que fortalece y sostiene a sus elegidos para dar cumplimiento a sus planes, ya que la gran mayoría de veces es muy difícil poner en concordancia a muchas personas.

PRIMER PASO

 

Toma de Conciencia en la unidad familiar

  

  1. Se hace necesario que esta familia elegida acepte y esté dispuesta a realizar la voluntad de Dios en sus vidas para el bien de muchos, reconociendo al tiempo la gran misericordia de Dios al ser elegida sin merecerlo solo por

Gracia divina y no porque en ella existan méritos propios que la diferencien o haga más merecedora que otra. (Humildad)

  1. Que esta familia trabaje arduamente en convicción profunda de la providencia divina y que su vida dependen solo de
  2. Que se confié solo a Dios para que si en el camino desfallecen algunos de los miembros o todos, viviendo un Getsemaní, sepa que <Dios continua a su lado como lo hizo nuestro padre celestial con su hijo Jesucristo, y de esta manera se eviten desilusiones humanas que afecten el proyecto divino.
  3. Que todo aspecto económico necesario para que se cumpla el plan de Dios sea fruto de la oración y de los corazones movidos de manera voluntaria por el testimonio, de esta manera se verá la mano de Dios que sostiene su obra

Y garantizara la autonomía y la libertad de apreciaciones humanas que muchas veces redundan en ambición de poder y protagonismo.

Segundo Paso

 Proceso de formación en la doctrina del amor infinito.

 

La corporación Faves da gracias a Dios de poner en el camino de su misión la doctrina de Dios amor, doctrina que nos conduce por la senda de la fe y la caridad hacia el prójimo, así como el deseo y el empeño por dar a conocer con nuestro testimonio el amor de Dios. “Mira cómo se aman dice el señor”

Ya que conociéndola y recorriendo todos sus abismos de amor:

  

  • El abismo del amor creador

 

  • El abismo del amor Mediador

 

  • El abismo del amor redentor

 

  • El abismo del amor iluminador

 

  • El abismo del amor glorificador

No quedara otra respuesta por parte del corazón del hombre que la de abandonarse en la manos de su creador abriendo todo su corazón al corazón de Jesús fuente infinita del misterio trinitario de Dios.

Reconocemos que una de las grandes dificultades que enfrentan las comunidades de amor es que hablamos o decimos reconocernos como tales

Pero lejos de conocer y vivir de verdad el amor de Dios, como decía la madre luisa Margarita:

“No conocemos a Dios “Dios es amor y no lo sabemos”

  

¡Amor ¡He aquí la palabra que hay que lanzar a los hombres, es el poderoso remedio para el mal que aqueja la humanidad, es el foco ardiente que dará las llamas a este mundo helado que el egoísmo estrecho! El amor es tu esperanza o

 

siglo XXI de todos tus enemigos él te hará vencer. ¡Ve pues, a Dios ve a aprender cómo se ama ¡Delante de ti Cristo él te muestra su corazón!

Por este te motivo es fundamental que las familias elegidas por Dios se impregnen, vivan y trasmitan antes de cualquier otro paso, la doctrina del amor infinito, pudiendo de esta manera orientar y guiar a sus hermanos no desde sus apreciaciones humanas si no desde la voluntad de Dios, para sus hijos, y pidiéndole le ilumine su deseo en el próximo paso.

Tercer Paso

 En este tercer paso se madura y profundiza en la elaboración del proyecto de la comunidad de amor, en la cual a la luz de la oración y del compartir en comunidad con las familias se va desvelando y plasmando la voluntad de Dios; Algunos puntos sugeridos que debe tenerse en cuenta la elaboración del proyecto son:

  • La identidad de la comunidad: es muy importante darle nombre a la comunidad, un nombre que refleje la participación del grupo, que los una, que los enorgullezca, que los haga sentir parte de una familia y que sobre todo los motive a cumplir la misión, esta identidad incluye un logo, un uniforme si así se desea, un eslogan, una oración etc., todo aquello que los una.
  • v  Definición de la misión, visión, valores, filosofía, estatutos

 Definición de los objetivos específicos a corto, mediano y largo plazo, en las obras a realizar espirituales, y materiales que pongan en movimiento a la comunidad en el cumplimiento de su misión y visión, estos objetivos deben

  • Contar con un presupuesto económico y de tiempos para presentar a Dios y a la
  • Identificación del lugar que pueda acoger a la comunidad en el desarrollo de sus
  • Análisis de competencias espirituales, intelectuales y materiales de los miembros de la comunidad, con el objetivo de identificar los perfiles que
  • puedan suplir de manera satisfactoria las labores de responsabilidad de la comunidad.

 

  • v  Concejos generales:

 

  • Por términos de legalidad, trasparencia y de protección para el responsable de la comunidad de señalamientos de captación ilegal o engañosa de recursos, se sugiere realizar la inscripción formal de la comunidad ante las entidades estatales y de cámara de comercio, como una entidad sin ánimo
  • de lucro como lo es: la fundación, corporación, ONG etc.; esta figura también garantiza una mayor movilidad ante las entidades eclesiales y locales, a parte que garantiza a los donantes o miembros que es una entidad regulada y blindada para evitar manejos indebidos o acciones que conduzcan a beneficios personales y no grupales; además garantiza el equilibrio de
  • El tema de formación espiritual y de unidad en la oración debe ser lo más importante ya que dé él se derivara lo demás temas de manera espontánea suscitada por el Espíritu Santo.
  • Como lo expresamos con anterioridad, es de mucho cuidado el tema de solicitar recursos de manera no voluntaria o bajo presión, es necesario que cada donación se realice desde el corazón y sea orientada de manera clara a una obra específica, que muestre el avance de los objetivos trazados; estas donaciones no deben estar marcadas por la emoción por parte del dónate, o por necesidad de sentirse aceptado, la comunidad debe discernir si esta donación no afectara la dinámica personal y familiar del
  • Desde un principio debe ser claro para la comunidad que los cargos que requieran de una disponibilidad y entrega al proyecto deben representar una
  • remuneración justa para la persona o familia que lo ejerza, brindando de esta manera una estabilidad al proyecto, recordemos que esta es una empresa de Dios y toda empresa tiene orden y equilibrio y más si es de Dios.

 

Toda inversión debe buscar el bien común desde el equilibrio y la equidad al interior de la comunidad, el poder económico de algunos no puede diferenciarse al interior de la misma, ni en la calidad de hospedaje, alimentación o responsabilidades; por ningún motivo el dinero puede comprar el compromiso o responsabilidad al interior de la comunidad.

Uno de los mayores riesgos es colocarle plazos a Dios para que sucedan los hechos profetizados, ya que esto mostraría que el motivo o el motor que mueve a las familias no es el amor como convicción de vida sino el temor, por lo tanto se hace necesario recalcar que por ningún motivo la dinámica de las etapas de la vida de una familia debe verse afectada por la falta de esperanza y de alegría que debe caracterizar a todo cristiano; por tanto será obligación de los responsables de la comunidad velar por desarrollar

 

  • pedagogías creativas que expliciten el amor de Dios impreso en nuestras vidas según corresponda la edad y condición de cada

 

  • Hemos aclarado que la primera comunidad y la más importante es la familia de cada miembro, por tanto la comunidad general deberá proteger la identidad y privacidad que la hace única e irrepetible y que la convierte en el nido perfecto de protección para sus miembros, siendo de esta manera importante que la comunidad general se preocupe de formarse en todos aquellos buenos hábitos de convivencia , armonía y sano esparcimiento, trabajando en la aceptación del otro y reconociendo que somos de culturas diferentes, esforzándonos por la aceptación y la corrección fraterna de nuestro hermano, sin coartar su libertad, pero solicitando con caridad la corrección de los actos que puedan afectar la dinámica de la
  • Recordemos que el ejemplo es la mejor manera de que el otro aprenda sin sentirse juzgado o humillado por su
  • Hemos identificado que la forma en la que se desea estar preparado para cualquier tipo de eventualidad, que se nos ha dado a conocer, es de manera inversa y no como se está realizando en este momento, es decir los lugares de los cuales se habla de construir, deben funcionar como escuela de aprendizaje de la misericordia y el amor de Dios, un amor libre desde el momento de la creación y no como cárceles obligatoria que frustran sueños e invalidan vidas, donde todos debemos tener claro que vamos a aprender de nuestro hermanos en la vida de comunidad y del trabajo en equipo,

Siendo el verdadero lugar de practica nuestro hogar y la vida diaria, es decir, como

  • nos tratamos, como nos valoramos, como nos ayudamos, como demostramos el verdadero amor de Dios en nosotros, de esta manera tendrá un verdadero sentido la vida en comunidad general con otras familias y será mucho más fácil cuando llegue la hora y si Dios nos permite estar reunidos
  • aceptarnos y valorarnos porque agradeceremos las enseñanzas y concejos recibidos de nuestros hermanos en la fe, los cuales trasformaron nuestras vidas, nos hicieron más útiles y mostramos más el rostro amoroso de Dios en las circunstancias cotidianas e

Espero que este mensaje de las experiencias vividas en comunidad y la reflexión que a luz del Espíritu santo, hemos querido expresar, sean de utilidad y de faro para todo aquel que tenga en su corazón el llamado de Dios a formar una comunidad de amor y no olvidemos, de esperanza.

Dios nos bendiga y nos guarde y el amor infinito llene nuestros corazones para reconocer la verdadera presencia de Dios en todo cuanto nos rodea en la creación y en cada uno de nuestros hermanos.