SEÑOR LÍBRAME DE MI MISMO

0
9

SEÑOR LÍBRAME DE MI MISMO

 

existe un deseo en nuestro corazón, o por lo menos en una gran mayoría de nosotros los católicos y es el deseo de hacer parte, de sentirnos parte de algún movimiento, o apostolado al interior de nuestra iglesia, que nos permite expresar nuestro sentir y de alguna manera  manifestar a Dios nuestro compromiso y gratitud con él; esto está muy bien, pero debemos retirarnos a nuestro interior y consultar al Espíritu Santo que es el alma de toda evangelización( Padre Reinero catanlamesa) que nos ilumine y nos despoje toda intención personal, de protagonismo y vanaglorias, deseos que muchas veces nos conduce a predicar  más nuestro evangelio que el evangelio de nuestro señor Jesucristo. Estemos seguros que bajo su acción lograremos cotejar cuales están siendo mis frutos y como puedo servir de mejor manera, como con su ayuda me puedo ir disminuyendo y dejando que sea cristo quien crezca, que desaparezca ese hombre viejo lleno de imperfecciones y deseos de protagonismo, y nazca el hombre nuevo en el Espíritu como instrumento de Dios en su plan de amor para la humanidad.

Preguntémonos ¿dónde puedo encontrar ese Espíritu que ilumine mi vida, mi actuar y me de la fuerza y el aliento necesario? La respuesta según el padre Reinero es:

 

  1. Número uno en la oración

Jesús permanentemente en su palabra nos muestra y enseña que la oración era lo primordial y central para el mantener su unión con el padre y poder dar frutos provenientes del espíritu es decir frutos de la voluntad del Padre.

Reconozcamos algunos de los versículos bíblicos que nos ayudar a entender la importancia de la oración en nuestra vida y en nuestra misión profética.

58 Versículos de la Biblia sobre la oración

«»

Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:16-18 | NVI | alegría gratitud

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Filipenses 4:6-7 | NVI | gratitud preocupación miedo

Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que, si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.

1 Juan 5:14 | NVI | confianza escucha

Dedíquense a la oración: perseveren en ella con agradecimiento.

Colosenses 4:2 | NVI | gratitud

Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán.

Marcos 11:24 | NVI | fe recibir

Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé.

Jeremías 29:12 | NVI | adoración escucha

Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.

Romanos 12:12 | NVI | alegría paciencia

Y al orar, no hablen sólo por hablar como hacen los gentiles, porque ellos se imaginan que serán escuchados por sus muchas palabras.

Mateo 6:7 | NVI | hablar pensamientos

El Señor está cerca de quienes lo invocan,
de quienes lo invocan en verdad.

Salmos 145:18 | NVI | confianza fiabilidad

“Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes.”

Jeremías 33:3 | NVI | entendimiento escucha

Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.

Mateo 18:20 | NVI | Jesús comunidad

Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos.

Hebreos 4:16 | NVI | misericordia

Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

Mateo 6:6 | NVI | recompensa Padre

En mi angustia invoqué al Señor;
clamé a mi Dios,
y él me escuchó desde su templo;
¡mi clamor llegó a sus oídos!

Salmos 18:6 | NVI | hablar escucha

Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.

1 Juan 5:15 | NVI | confianza escucha

Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

Santiago 5:16 | NVI | justicia curación enfermedad

Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento.

Santiago 1:6 | NVI | confianza fe

A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban.

Hechos 16:25 | NVI | adoración escucha

Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian, bendigan a quienes los maldicen, oren por quienes los maltratan.

Lucas 6:27-28 | NVI | obediencia bendición

No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.

Juan 15:16 | NVI | obediencia llamado

Todos, en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y con los hermanos de Jesús y su madre María.

Hechos 1:14 | NVI | comunidad

Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada.

1 Pedro 4:7 | NVI | segunda venida descanso

Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden.

Santiago 4:2 | NVI | pecado deseo

Clamé a él con mi boca;
lo alabé con mi lengua.

Salmos 66:17 | NVI | adoración

Cualquier cosa que ustedes pidan en mi nombre, yo la haré; así será glorificado el Padre en el Hijo.

Juan 14:13 | NVI | Jesús Padre

Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.

Romanos 8:26 | NVI | hablar Espíritu debilidad

Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración.

Mateo 21:22 | NVI | fiabilidad fe

Por la mañana, Señor, escuchas mi clamor;
por la mañana te presento mis ruegos,
y quedo a la espera de tu respuesta.

Salmos 5:3 | NVI | paciencia escucha

Ésta es la oración al Dios de mi vida:
que de día el Señor mande su amor,
y de noche su canto me acompañe.

Salmos 42:8 | NVI | amor adoración

Desde mi angustia clamé al Señor,
y él respondió dándome libertad.

Salmos 118:5 | NVI | dependencia consolador

Porque sé que, gracias a las oraciones de ustedes y a la ayuda que me da el Espíritu de Jesucristo, todo esto resultará en mi liberación.

Filipenses 1:19 | NVI | salvación Espíritu

Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente.

3 Juan 1:2 | NVI | bendición alma enfermedad

Escucha, Señor, mi oración;
atiende a mi súplica.
Por tu fidelidad y tu justicia,
respóndeme.

Salmos 143:1 | NVI | fiabilidad justicia

Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!

Lucas 11:13 | NVI | Espíritu familia generosidad

Sean, pues, aceptables ante ti
mis palabras y mis pensamientos,
oh Señor, roca mía y redentor mío.

Salmos 19:14 | NVI | hablar corazón

¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonará.

Santiago 5:14-15 | NVI | enfermedad fe curación

Pero yo les digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes los persiguen.

Mateo 5:44 | NVI | amor persecución

Estén alerta y oren para que no caigan en tentación. El espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil.

Mateo 26:41 | NVI | tentación deseo adicción

Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo.

Juan 17:24 | NVI | Jesús Padre

Así que después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron.

Hechos 13:3 | NVI | bendición ayunar

Porque los ojos del Señor están sobre los justos,
y sus oídos, atentos a sus oraciones;
pero el rostro del Señor está contra los que hacen el mal.

1 Pedro 3:12 | NVI | justicia escucha mal

Entonces Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados, y mirando al cielo, los bendijo. Luego los partió y se los dio a los discípulos para que se los repartieran a la gente. Todos comieron hasta quedar satisfechos, y de los pedazos que sobraron se recogieron doce canastas.

Lucas 9:16-17 | NVI | milagros alimento

«Yo les he dado a conocer quién eres, y seguiré haciéndolo, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo mismo esté en ellos.»

Juan 17:26 | NVI | amor Jesús

Así que ayunamos y oramos a nuestro Dios pidiéndole su protección, y él nos escuchó.

Esdras 8:23 | NVI | ayunar

«A ti, Dios de mis padres,
te alabo y te doy gracias.
Me has dado sabiduría y poder,
me has dado a conocer lo que te pedimos,
¡me has dado a conocer el sueño del rey!»

Daniel 2:23 | NVI | adoración sabiduría

¡Levántate, Señor!
¡Levanta, oh Dios, tu brazo!
¡No te olvides de los indefensos!

Salmos 10:12 | NVI | vecino

Después de haber orado Job por sus amigos, el Señor lo hizo prosperar de nuevo y le dio dos veces más de lo que antes tenía.

Job 42:10 | NVI | bendición dinero

Y cuando estén orando, si tienen algo contra alguien, perdónenlo, para que también su Padre que está en el cielo les perdone a ustedes sus pecados.

Marcos 11:25 | NVI | perdón Padre pecado

Pero, mientras mantenían a Pedro en la cárcel, la iglesia oraba constante y fervientemente a Dios por él.

Hechos 12:5 | NVI | vecino dependencia comunidad

Perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores.

Mateo 6:12 | NVI | deuda perdón

Regresa y dile a Ezequías, gobernante de mi pueblo, que así dice el Señor, Dios de su antepasado David: “He escuchado tu oración y he visto tus lágrimas. Voy a sanarte, y en tres días podrás subir al templo del Señor.”

2 Reyes 20:5 | NVI | dolor curación profecía

Este pobre clamó, y el Señor le oyó
y lo libró de todas sus angustias.

Salmos 34:6 | NVI | escucha salvación

Y no nos dejes caer en tentación,
sino líbranos del maligno.

Mateo 6:13 | NVI | tentación deseo mal

Un día en que todos acudían a Juan para que los bautizara, Jesús fue bautizado también. Y mientras oraba, se abrió el cielo, y el Espíritu Santo bajó sobre él en forma de paloma. Entonces se oyó una voz del cielo que decía: «Tú eres mi Hijo amado; estoy muy complacido contigo.»

Lucas 3:21-22 | NVI | bautismo Espíritu Jesús

Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu Santo dijo: «Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado.»

Hechos 13:2 | NVI | adoración ayunar Espíritu

Después de haber orado, tembló el lugar en que estaban reunidos; todos fueron llenos del Espíritu Santo, y proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno.

Hechos 4:31 | NVI | pentecostés Espíritu Santo milagros

Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.

Hechos 2:42 | NVI | comunidad obediencia

Yo fortaleceré a la tribu de Judá
y salvaré a los descendientes de José.
Me he compadecido de ellos
y los haré volver.
Será como si nunca los hubiera rechazado,
porque yo soy el Señor su Dios,
y les responderé.

Zacarías 10:6 | NVI | fuerza escucha 

 

  • Se requiere no solo la oración individual si no colectiva en comunidad, pareciera que hay una predilección del espíritu para derramarse sobre ella con carismas y dones, “Donde hay dos o tresreunidos en mi nombre, Yo estoy en medio de ellos” (Mt 18, 15-20). Jesús nos revela un modo suyo de estar presente en medio de los hombres: cuando dos o más se reúnan en Su Nombre, ahí está Él.
  • Otro punto valioso de la oración es que ella disminuye el tiempo de acción que es necesario para desarrollar nuestras actividades espirituales y materiales diarias, nos hace más efectivos y nos dota de habilidades por lo tanto el orden es: primero la oración y después la acción.
  • ¿Cómo estar tranquilos orando cuando la casa se quema? Esa palabra nos puede ayudar a reflexionar cuantas veces tratamos de actuar con nuestras fuerzas y llegamos a apagar el incendio y no traemos agua.
  • Cuando oramos con fe, humildad y amor recogemos el agua necesaria para apagar cualquier incendio.

 

La evangelización de hoy requiere el sello de la evangelización profética

 

Apocalipsis 19-10: el testimonio de Jesús es el espíritu de profecía”

“Entonces me postré a sus pies para adorarle, pero él me dice: «No, cuidado; yo soy un siervo como tú y como tus hermanos que mantienen el testimonio de Jesús. A Dios tienes que adorar.» El testimonio de Jesús es el espíritu de profecía.” 

Es decir, solo estando con Jesús en la oración y con la acción de su Espíritu es de donde se emana el verdadero espíritu de profecía.

Porque preparar mi vida, mi familia, la evangelización se puede desde dos puntos de vista:

Reuniendo todos los elementos, mi parecer, conocimiento etc., y después pidiendo a Jesús que bendiga y acompañe mi intención.

o de una mejor manera, colocarme en manos de Dios por medio de la oración suplicando su ayuda e iluminacvion y de allí como una fuente de agua viva tomar esa respuesta del espíritu a veces muy suave casi imperceptible, convirtiéndose esta en la manera correcta, para encontrar el verdadero espíritu profético, que es la verdadera palabra que Dios quiere enviar a su pueblo.

Cuando nos rendimos completamente a Dios, entonces él se rinde a nosotros y nos entrega su Espíritu y el poder que de él proviene para el verdadero gozo de nuestra vida

“El verdadero Profeta cuando habla se caya”

Estos nos indica que un alma que por medio de la oración se ha entregado a Dios, se silencia y deja que Dios sea quien obre, retirando su humanidad y solo concibiendo el bien de las almas.

 

 

 

  1. La recta intención de intención

 

“Una acción vale para Dios, lo que vale la intención”

 

Recordemos:

“El hombre ve lo externo, pero Dios escudriña las intenciones del Corazón”

El espíritu santo no puede obrar en nuestro testimonio evangelizador si la intención no es pura, ya que él no puede ser cómplice del pecado, iría contra su naturaleza divina, ya que muchas veces nuestra evangelización está contaminada de mentira o vanidad, para ello el padre Rainero nos indica dos caminos en los que debemos profundizar:

 

La humildad:

 

San Pablo nos dice:

No nos predicamos nosotros mismo si no a Jesucristo.

Torre de babel buscar cita bíblica: ellos buscan construir un templo para honra de su nombre.

La Torre de Babel

11:1 Toda la tierra Tenía un solo idioma y las mismas palabras. 2 Pero Aconteció que, al emigrar del oriente, encontraron una llanura en la tierra de Sinar y se establecieron Allí. 3 Entonces se dijeron unos a otros: “Venid, hagamos adobes y quemémoslos con fuego.” Así empezaron a usar ladrillo en lugar de piedra, y brea en lugar de mortero. 4 Y dijeron: “Venid, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya Cúspide llegue al cielo. Hagámonos un nombre, no sea que nos dispersemos sobre la faz de toda la tierra.”

 

Pentecostés: hombres que construyen la ciudad de Dios, todos entienden lo que dicen.

 

Hechos 2: 1-8

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos.

Se les aparecieron entonces unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en diferentes lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.

Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

Después de haber orado, tembló el lugar en que estaban reunidos; todos fueron llenos del Espíritu Santo, y proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno.

Antes de pentecostés los apóstoles buscan su propio reconocimiento, no tenían el espíritu santo.

 

San Agustín nos indica que a lo largo de la vida se están construyendo dos ciudades

Una la ciudad de satanás construida sobre el amor de sí mismo, hasta el rechazo de Dios (La torre de Babel)

La ciudad de Dios se construye en el amor a Dios y puede llegar a esta el sacrificio de sí mismo. (la iglesia)

Cada uno de nosotros debemos decidir en cuál de las dos obras queremos trabajar.

“Un Hombre muerto así mismo gozara de la libertad del Espíritu”

 

El amor y la compasión

En este punto en el que habiendo trabajado en el primer obstáculo nosotros mismos.

A Cristo se puede anunciar por:

Proselitismo o por amor, que es el verdadero Espíritu que acompaña la compasión de Dios por nosotros, cuando evangelizamos, sin amor nuestras palabras se convierten en piedras que llerén.

Acá podemos utilizar el pasaje bíblico del profeta Jonás, llamado por Dios para advertir al pueblo de Nínive su destrucción, casi que podríamos afirmar que siente un fresco ya que ellos no eran de su agrado o existían diferencias, pero que pasa cuando Dios tiene misericordia de ese pueblo el profeta entra en crisis y casi que es más difícil para Dios la conversión del profeta que la del pueblo, porque no ama.

Nuestra predicación debe partir del amor a Jesús, para poder amar a nuestros hermanos, sin ese amor es difícil dar de lo que no se tiene, para ser profetas de Dios debemos ser también poetas de Dios, es decir lograr trasmitir su mensaje con amor, con palabras dulces, que buscan la conversión y salvación del alma.

Este amor vivido nos conducirá por el camino de ser verdaderos pescadores de hombres, por medio de la predicación vivida y de la palabra.

San Pablo colocaba la predicación, ante todo, como fuente de conocimiento, y en la acción recibiremos luces para el camino, la predicación llena de humildad y amor la podríamos expresar en palabras de San Agustín:

“Prefiero ser comprendido por un pescador, que alabado por un Doctor”

Jesús nos quiere dar la unción de su Espíritu, y su unción como

Profetas, sacerdotes y reyes.

Debemos vivir la unción sacramental pero también la unción actual por medio de la oración, para que la palabra sea de Dios y no nuestra.

La invitación es a luchar contra nosotros mismos, y abandonarnos en la voluntad y el amor de Dios para cumplir con el envió de Jesús:

Mateo 28:19
Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,

Hechos 1:2
hasta el día en que fue recibido arriba, después de que por el Espíritu Santo había dado instrucciones a los apóstoles que había escogido.

Hechos 1:8
pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

Colosenses 1:23
si en verdad permanecéis en la fe bien cimentados y constantes, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, que fue proclamado a toda la creación debajo del cielo, y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro.

 

Dios los bendiga.                                                       Corporación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here