Misión – visión – 3 R

 

MISIÓN:
Somos una corporación católica que tiene como objetivo conformar familias misioneras en el mundo entero, que prediquen y vivan el mensaje  de la obra del amor infinito de Dios en su creación; convocando a seguir el llamado del papa francisco por medio su encíclica Laudato Si, a una restauración interior del hombre por medio de la oración, y una acción en la toma de conciencia y trasformación de nuestros malos hábitos que están destruyendo nuestra casa común. (La Tierra)
VISIÓN
En el 2021 contar con Familias Misioneras del mensaje de la obra del amor infinito de Dios en su Creación,  comprometidas por luchar diariamente en recorrer el camino de:  La reconciliación, la reparación, y la renovación de nuestras vidas, siendo luz en el mundo y sal de la tierra.
Reconciliación:
Como seres humanos necesitamos urgentemente reconciliarnos con Dios, con nuestros hermanos y con la creación, solo este proceso de sanación y conciencia, traerá consigo el perdón sincero y por ende un nuevo camino en nuestra vida, lleno de esperanza y deseo de ser parte de la solución y no del problema que aqueja a toda la humanidad: La falta de amor, perdón y reconciliación.
Reparación:
Proponemos realizar una reparación de doble vía:
Espiritual por medio de la oración, reparando nuestro pecado en la creación, que como dice el patriarca Bartolomé en la encíclica Laudato si:
“Todo crimen contra la creación es un crimen contra nosotros mismos y un pecado contra Dios.
Como segunda vía, sin ser menos importante, la de formarnos y capacitarnos de la mano de nuestro papa francisco y sus obispos, en el conocimiento de nuestra encíclica Laudato si y la aplicabilidad de la misma en nuestra vida diaria, como eje de unidad y acción frente a esta problemática que aqueja la humanidad.
Renovación:
Es necesario que este proceso de fruto y se manifieste públicamente en nuestro entorno y circulo de vida, dando testimonio de la acción de Dios por medio de su Santo Espíritu en la comunidad, una acción que nos trasforma, nos libera y nos conduce a renovar nuestros compromisos con Dios, con Nuestros hermanos, y con la creación, haciéndonos mejores cristianos y semilla de reconciliación, de reparación y de vida nueva.
Es importante aclarar que nuestro objetivo es impactar las familias, apoyando a ese integrante que se compromete con el llamado divino de ser custodios de la creación.